Tiger ya duerme en casa

Tiger Woods y su mujer ya duermen bajo el mismo techo. Tras semanas de intensiva terapia en una costosísima y exclusiva clínica de Arizona para combatir su adicción al sexo, la estrella ha regresado a casa para rehacer su vida familiar. Según la revista People, lo que se esconde detrás de la reconciliación es una estrategia mediática por parte de Woods -y aceptada por la modelo sueca- para volver a los campos de golf y recuperar la senda del dinero y la fama.

Elin Nordegren sabe de qué pasta está hecho su marido, se insiste en People. Por lo que no pretendería, en principio, una reconciliación romántica, sino más bien un retorno a la normalidad, por el bien de sus hijos y por el futuro deportivo de su esposo. El gancho para recuperar a los millonarios patrocinadores está en la imagen del hombre de familia. Tiger junto a su bella esposa y sus dos retoños son la viva imagen de la contrición y las segundas oportunidades, tan bien vistas en la cultura estadounidense. El “matrimonio-divorciado”, como se empieza a conocer a la pareja, convive desde esta semana en su casa de Florida y parece que tiene un plan.

¿Es ese plan volver a los campos de golf? A juzgar por las imágenes que muestran a Woods jugando desaforadamente durante más de ocho horas, todo parecería indicar que sí, que ése es el objetivo del astro. Según TMZ, la página online dedicada a la vida de los ricos y famosos, Woods tendría ya decidida su participación en la Copa Tavistock, un torneo menor pero muy selecto que se juega en Isleworth, club de campo cercano al hogar de los Woods y donde esta semana se ha entrenado el golfista. Así las cosas, los rumores de la posible participación de Woods en el cercano Masters de Augusta -mes de abril- se han desatado.

http://www.elpais.com

También te podría gustar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *