Ventura sacado con Maradona: hasta lo acusó de pedófilo

Luis Ventura hizo su esperado descargo después de que Diego Maradona lo metiera en la bolsa de “putos periodistas”.

El Diez habló ayer en Intratables y criticó duramente a los medios por el tratamiento de su separación de Verónica Ojeda. A Ventura y a Jorge Rial los mencionó con nombre y apellido y dijo que no les tenía miedo.
Hoy, en Intrusos, el segundo de Rial no dudó en redoblar la apuesta y dijo, entre otras cosas, que Maradona no está curado de su adicción a las drogas, que sus hijas tienen vergüenza de él por este asunto y hasta reveló que Claudia Villafañe iba a la villa para comprarle drogas al exfutbolista.

“Responderle a un enfermo es jugar con ventaja. Él viene matando hijos hace tiempo. No solo a los que no reconoce, también a sus hijas que se avergüenzan de que él salga al aire hablando en las condiciones en las que habla, donde no se le entiende lo que dice y demuestra que tiene menos neuronas por la droga”, comenzó Ventura.

“No me molesta si se quiere suicidar solo en una adicción de la que nunca se fue. Una adicción que lo mantiene dando vergüenza permanentemente, asumiendo roles que no puede responder y que por una cuestión de solidaridad la gente que tiene al lado hace silencio”, dijo.

“Maradona implementa la política del terror, cuando era capitán, futbolista, cuando manejaba droga, cuando fue técnico de un seleccionado que tenía que jugar por la copa del mundo y él se levantaba a las 5 de tarde”, recordó el periodista.

“Y después tiraba mierda incluso a gente que le prestó plata para que pudiera volver al país porque debía 150 mil pesos en alimentos para sus hijos. Claudia Villafañe, que iba a buscar la droga a la villa, fue quien levantó el teléfono y le pidió plata prestada a un alto directivo para que Maradona pudiera volver a la Argentina”, dijo.

Y reveló: “Los ‘putos periodistas’ pueden constatar a nivel judicial cómo encontraron a Maradona el día que lo llevaron detenido en aquel allanamiento: estaba acostado con otro hombre en un mismo catre. O cuando en el hotel Nogaró pedía travestis para compartir su alcoba. Eso sería un ‘puto futbolista’ o ‘puto técnico'”.

“Pero hay cosas peores: yo no soy un pedófilo de camisolín. Vayan al hotel Cristófolo Colombo y averigüen. Hay cosas que son peores”, sentenció.
Para cerrar, Ventura lanzó una advertencia: “Que no me mande más a patotear, si quiere un cara a cara, acá (en el estudio) y en Lanús o Fiorito. Él y yo. Soy padre, tengo huevos y me la banco”.

http://tn.com.ar

También te podría gustar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

 

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.