Internet desde el mando de la tele

La industria apuesta por un único mando para controlar todas las funciones del televisor, incluida la navegación. El sistema, de momento, sólo permite acceder a unas páginas predeterminadas por el fabricante del aparato.

El televisor cuenta con un nuevo botón, el de Internet. Sony y Samsung ya venden en España televisores con esta características. Panasonic y Philips harán lo propio en mayo: televisores planos que permiten navegar por determinadas páginas de Internet con el mando a distancia. No es la navegación pura y libre por Internet desde el televisor, pero algo es algo. Estos mismos televisores, superplanos y supergrandes, incorporan una red doméstica: el televisor reproduce los contenidos audiovisuales del ordenador o el móvil.

Han sido años de fracasos para comprobar lo que parecía evidente: el consumidor no quiere manejar el teclado desde el sofá, y la experiencia de Internet es completamente distinta sentado en una silla con el ordenador o recostado en una butaca con el televisor. “Este uso distinto de Internet ha hecho que el ordenador conectado al televisor haya fracasado”, sostiene Domingo Jaumandreu, vicepresidente de hogar digital de Sony Europa.



La apuesta de las grandes marcas es que un único mando a distancia sirva para manejar todas las funciones del televisor, aunque eso habrá que pagarlo. Estos televisores no bajan de los 1.500 euros.Con el mando a distancia se controlan todas las funciones del televisor, incluida la navegación por Internet. Los fabricantes han añadido un puerto Ethernet al aparato, que es la base de conexión del cable de red tradicional. El televisor se debe enlazar con un cable de red al router de banda ancha, aunque se puede hacer mediante el enchufe eléctrico con un adaptador PLC en cada extremo o con un adaptador de red inalámbrica. Algunos televisores llevan conexión Wi-Fi integrada, que evita el engorro de conectar otro cable.

Entonces, se crea automáticamente una pasarela a una web del fabricante, que suministra varios servicios gratuitos, como YouTube, noticias de Yahoo!, Flickr, Bloomberg y programas del canal Eurosport. Estas páginas están restringidas, pero la idea es que con el tiempo se abra a más contenidos europeos y españoles. Panasonic, por ejemplo, negocia con TVE para acceder a su página con el mando a distancia, según Jordi Rincón, responsable de televisores en Panasonic España.

El acceso a las webs es con un botón del mando, que despliega un menú con varias pantallas, iconos y opciones. Aconsejan una conexión Internet de dos megas mínimo. La ventaja de ir a un sitio del fabricante es que procesa y filtra los contenidos para que se vean sin problemas ni retrasos en el televisor. El inconveniente es que no hay navegación libre. En principio, no está previsto añadir publicidad ni cobrar por el acceso, porque el modelo de negocio se basa en que el proveedor de contenidos tenga más visibilidad y el fabricante amplíe las posibilidades del televisor.

Red local

Al conectar el televisor a la banda ancha se crea una red doméstica que permite ver desde el televisor todos los contenidos multimedia de los aparatos del hogar conectados al router y que cumplen con el protocolo DLNA. Este sistema de interconexión adoptado por la industria funciona mediante el cable de red Ethernet. Todos los televisores que salen ahora con conexión de red son compatibles con DLNA y también lo son los ordenadores recientes, con lo que se puede ver el contenido del ordenador en el televisor, controlado por el mando.

En los próximos meses aparecerán diversos aparatos compatibles con DLNA. El primer candidato es el disco duro multimedia con conexión de red, aunque también lo puede ser una videocámara o un marco digital. Así, por ejemplo, la videocámara se puede conectar por Wi-Fi al router y lo grabado se ve en el televisor. Estos aparatos, además de conexión a red con o sin cables, deben llevar la etiqueta DLNA para que funcionen sin problemas. La industria confía en que las siglas DLNA sean tan populares como HDMI.

Llegan los ‘widgets

‘Otra palabra que cobra fuerza con los televisores conectados es el widget. Estas miniaplicaciones son gratuitas y dan información práctica (hora, tiempo, tráfico, alertas…) sin necesidad de ir a las webs. Intel y Yahoo! han creado Widget Channel, canal al que esperan que se adhieran los fabricantes de televisores. De momento, Samsung lo ha hecho.

En el caso de Panasonic, anuncia un lector BD Live que tiene integrado el acceso al portal de Internet de la misma empresa, el Viera Cast, que proporciona información. En este caso hay dos mandos a distancia y no se crea la red DLNA.

En el mismo sentido, los nuevos televisores de LG incorporan la capacidad de alquilar directamente películas del catálogo de la página de Internet Netflix.com.

Entre el televisor enchufado directamente a una Internet restringida y la posibilidad de tener Internet sin restricciones en el televisor por medio de un ordenador o una consola de videojuegos existe una tercera posibilidad, que es conectar un sintonizador de banda ancha al televisor.

Este sintonizador puede tener únicamente acceso a Internet y un motor de búsqueda, pero también existen otras posibilidades, como disco duro, sintonizador de TDT y alta definición y lector de DVD o Blu-ray, por ejemplo.

Este sintonizador se maneja también a través de un mando a distancia, pero del sintonizador y no del televisor. En el primer esquema, del televisor conectado a Internet, se tiene un mando único; con el ordenador y el televisor se tiene un mando y un teclado y con el sintonizador se tienen dos mandos a distancia.

Como el sintonizador de banda ancha está conectado al televisor, en general, con HDMI, no se crea la red local DLNA ni se puede acceder al contenido de los ordenadores del hogar a través del televisor. Se consiguen, sin embargo, dos grandes ventajas: acceder a Internet sin restricciones y sin que el televisor tenga conexión de red.

(from: elpais.com)
[ad#google-post]

También te podría gustar...