Internet te está llamando: cómo es la telefonía IP

La crisis económica obliga a pensar en cómo reducir gastos, para ayudar al presupuesto familiar o las finanzas de la empresa. Uno de los servicios insoslayables es el teléfono. Para pedir pizza, un médico o discutir los términos de un contrato, el teléfono es crucial; y lo mismo puede decirse del celular. Pero la conjunción del móvil, la difusión de la banda ancha (fija o móvil) y el Wi-Fi permiten analizar otras formas de comunicación que reduzcan gastos fijos.

Hablamos del servicio de voz sobre IP (VoIP, en la jerga informática), que permite transmitir la voz a través de Internet. La ventaja es que alcanza con que los interlocutores tengan una computadora y una conexión de banda ancha para que puedan hablar todo lo que quieran, sin costo alguno (más allá del acceso a Internet), y con una calidad de audio igual o mejor que la que ofrece la telefonía convencional. De hecho, la mayor parte de las llamadas que se hacen en la red tradicional se transforma, en algún momento, en una llamada de VoIP.

Así se hizo popular el servicio de videollamadas Skype ( www.skype.com/intl/es/ , gratis), que hoy cuenta con 370 millones de usuarios. Ofrece un mensajero instantáneo que permite chatear, hacer llamadas y videoconferencias gratis entre usuarios de Skype y llamar a teléfonos tradicionales desde la PC a bajo costo; para eso hay que comprar créditos, que valen por minutos de llamada, o pagar un abono mensual. Otros mensajeros gratis, como Windows Live Messenger ( download.live.com/messenger ) o Yahoo! Messenger ( ar.messenger.yahoo.com ), también permiten establecer conexiones de voz entre usuarios de esa red y llamar a teléfonos fijos y móviles.

La contra de estos servicios, hasta no hace mucho, era que había que hablarle a un micrófono, sentado frente a la PC. Pero esto está cambiando radicalmente: con la llegada de los teléfonos celulares con Wi-Fi y 3G, es posible tener una aplicación capaz de conectarse a estas redes e iniciar llamadas de VoIP desde el móvil. La ventaja es la portabilidad y la comodidad de usar un dispositivo que está pensado justamente para hablar; si se cuenta con una conexión a Internet ilimitada y el interlocutor usa el mismo servicio la llamada será gratis.



El único que tiene una aplicación oficial para móviles con Windows Mobile y iPhone es Skype. También hay una versión Java para celulares Symbian -Nokia y Sony Ericsson- y otros, pero es más limitada; la versión para BlackBerry está en desarrollo. Hay alternativas freeware, compatibles con los sistemas operativos móviles mencionados. Además de Skype, se conectan a las redes de Windows Live, Yahoo! y Google Talk para hacer llamadas a una PC o a un celular con esta misma aplicación. Entre las más populares están Fring ( www.fring.com/spain/ ), Nimbuzz ( www.nimbuzz.com/es/ , tiene oficinas en la Argentina), Truphone ( www.truphone.com ) y Talkonaut ( www.talkonaut.com ).

Su uso es sencillo: hay que instalar la aplicación, que se descarga en el sitio o desde el navegador del móvil; registrarse en el sistema, y activar las cuentas de los mensajeros (basta con ingresar nuestro usuario y contraseña). Luego, indicar si nos vamos a conectar vía Wi-Fi o 3G. La aplicación mostrará qué contactos están en línea; podemos chatear con ellos, como alternativa al SMS, y si lo deseamos iniciar una llamada de voz.

Pero hay más: si se adquirió crédito en Skype, se podrá usar para llamar a cualquier número de teléfono tradicional. La alternativa al servicio de Skype, que es propietario, es el estándar SIP (Session Initiation Protocol) para llamadas de voz en Internet. Lo bueno de SIP es que no importa qué aplicación se esté usando; mientras sea compatible, se podrá utilizar este estándar para hacer llamadas.

En la Web hay una enorme cantidad de proveedores de voz sobre IP compatibles; es posible adquirir crédito para realizar llamadas y usarlas luego desde cualquier programa en cualquier dispositivo; basta con tener los datos necesarios para conectarse. Estos proveedores ofrecen una aplicación propia ( softphone , en la jerga). Entre ellos están VoIPblaster ( www.voipblaster.com ), VoIPStunt ( www.voipstunt.com ) y Net2Phone ( www.net2phone.com ).
En un punto intermedio está Gizmo5 ( www.gizmo5.com ), un softphone multiplataforma que permite hacer videollamadas entre usuarios de Gizmo, chatear con otros servicios, hacer llamadas a la red telefónica vía SIP, e incluso a usuarios de Skype, gracias a un servicio denominado OpenSky (que tiene un costo anual de 20 dólares).
El softphone es una aplicación que simula un teléfono; basta marcar el número e iniciar la llamada. El servicio indica el costo de ésta y el crédito restante en la cuenta.

Como una alternativa para hacer llamadas de bajo costo, pero que no requieren ni banda ancha ni una aplicación especial están Jajah ( www.jajah.com ) y RebTel ( www.rebtel.com ); se ingresa, en el sitio del servicio, el número de teléfono al que queremos que nos llamen y el número al que queremos llamar, y el sistema genera dos llamadas locales para hacer la conexión, lo que abarata costos, sobre todo en conexiones internacionales.

También es posible usar un servicio de llamadas de voz sobre IP compatible con el estándar SIP sin contar con una computadora, aunque sí es necesaria una conexión de banda ancha. Se usa un dispositivo que funciona como un adaptador entre un teléfono convencional y el router de Internet. Permite utilizar cualquier teléfono para hacer llamadas de VoIP; y si se recibe una llamada de este tipo el dispositivo hará que suene. En el mercado también suelen aparecer teléfonos duales, capaces de conectarse a la red telefónica común y a Skype en la PC; la base tiene un cable USB para la computadora. Los modelos más avanzados son capaces de iniciar llamadas a contactos de Skype desde el teléfono. Al igual que con los softphones, si la llamada es de un número SIP a otro (sin importar el proveedor) no tendrá costo, porque nunca abandona Internet.

Los límites del VoIP

En todos los casos será necesario contar con una tarjeta de crédito o una cuenta PayPal para poder comprar el crédito. Al usar estos servicios hay que tener en cuenta también que si se corta la luz o la conexión a Internet, no habrá llamadas posibles, salvo que se cuente con un móvil y una conexión 3G ilimitada. Además, los números de emergencias (911, 101, por ejemplo) no estarán disponibles, en general. Y la calidad de la llamada depende de la performance general de Internet, entonces puede haber problemas en la calidad del audio o la latencia (un retraso en la llegada de la respuesta de nuestro interlocutor).

Las telefónicas no se han quedado de brazos cruzados y ampliaron su oferta de servicios. Telecom y Telefónica cobran $ 16 por el abono básico de telefonía, y $ 0,0567 por cada pulso de llamada local a un teléfono fijo (2 minutos en horario normal y 4 en horario reducido). Pero también tienen planes con gran cantidad de minutos si se suma un abono de acceso a Internet (de Arnet y Speedy, respectivamente). Además, hay opciones especiales para llamadas locales. Por ejemplo, Telecom ofrece un abono de 4200 minutos mensuales por $ 29,90; Telefónica, un plan como el Tarifa Plana por Llamada, en el que se abona $ 0,242 por llamada, sin límite de tiempo. Y cuentan con más ofertas de este estilo.

Varios proveedores locales de telefonía IP ofrecen alternativas atractivas por el precio del abono o la portabilidad del servicio, ya que se puede llevar a cualquier lado donde haya Internet. Todos ofrecen al menos un número local para el usuario.

Metrotel ( ivoz.metrotel.com.ar ), por ejemplo, ofrece un abono con 500 minutos libres para llamadas locales a teléfonos fijos por $ 23, o uno sin costo mensual, pero que se puede recargar (como los teléfonos celulares prepagos), entre otros planes. Tiene un cargo de instalación de $ 150, que incluye el adaptador para conectar al router de acceso a Internet y a cualquier teléfono convencional.

Otro proveedor local, IP Tel ( www.ip-tel.com.ar ), ofrece un plan mensual con 400 minutos para llamadas locales y 50 minutos a destinos nacionales por 29,90 pesos. Mientras tanto, Iplan ( www.iplan.com.ar ) ofrece un plan de 1500 minutos para llamadas locales a números fijos por $ 93,17, con un costo de instalación del adaptador de 100 pesos.
En todos los casos, las llamadas entre usuarios de la misma red son sin costo, y hay más planes disponibles. Las llamadas a celulares tienen un costo que oscila entre 25 y 40 centavos por minuto y depende del operador.
Aunque requiere de una computadora, el servicio de Skype también puede resultar competitivo, con un abono de 10.000 minutos a todo el país por 4,54 euros, o a todo el mundo por 10,29 euros; hay que tener en cuenta que la Argentina no es uno de los países que cuenten con SkypeIn; es decir, la posibilidad de atender llamadas hechas a un teléfono convencional en la Argentina desde cualquier parte del mundo.

Telmex ( www.telmex.com/ar/ ), por su parte, ofrece un plan de llamadas a todo el país por $ 0,21 el minuto, y $ 0,18 el minuto a Estados Unidos desde un teléfono fijo, un precio similar al de los proveedores de VoIP, que ofrecen tarifas que oscilan entre $ 0,10 y 0,15 el minuto para números fijos de Estados Unidos y algunos países de Europa, y puede llegar al doble o más para otros destinos; las llamadas a móviles suelen tener un precio que duplica el de las llamadas fijas, pero aun así pueden servir para traer un poco de economía al hogar.

(from: lanacion.com)

También te podría gustar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *