Las torres solares ganan terreno

La energía solar es aquella que aprovecha la radiación que nos llega desde el Sol en forma de luz para transformarla en calor o electricidad. La forma en que se hace esa transformación varía mucho dependiendo de la tecnología utilizada.

Una forma es haciendo que la luz incida sobre una superficie semi-conductora de electricidad, para así liberar electrones al “impactar” los fotones. Esta es la de los paneles solares fotovoltaicos. Otra distinta es la energía solar térmica o de concentración, que utiliza espejos para enfocar la radiación solar sobre tuberías por las que circula agua o un aceite especial que se calienta y transfiere esa energía térmica a agua transformando esta última en el vapor que movilizará a las turbinas que producen la electricidad.

Este tipo de plantas de energía solar suelen ocupar cientos de hectáreas de zonas por lo general desérticas, dado que se necesitan altas temperaturas y la mayor cantidad de horas de sol posibles. Este tipo de plantas no sólo necesita mucha superficie, sino una alta inversión económica inicial.

La tecnología para aprovechar este tipo de energía solar también varía. La más común consiste en espejos que se enfocan sobre cañerías, pero una de las formas más interesantes, y al parecer con más futuro, son las denominadas torres solares.

A menudo, donde hay un tipo de tecnología que promete, está involucrado Google. Y este caso no es una excepción, la inmensa planta de energía solar Ivanpah, a ubicarse en pleno desierto de Mojave, en California, Estados Unidos, acaba de recibir la inversión de 168 millones de dólares del gigante de las búsquedas. Es de notar que quien invirtió la mayor parte del capital necesario fue el Departamento de Energía de Estados Unidos: 1600 millones de dólares.

Tanto dinero será destinado a una planta que ocupará unas 1400 hectáreas, y tendrá una potencia de 392 MW, suficiente para alimentar de electricidad a 140 mil hogares. El equivalente a sacar 90 mil coches fuera de las calles durante 25 años.

La planta utilizará justamente la tecnología de torre solar. Este sistema, en vez de tener kilómetros de cañerías frente a inmensos espejos como Solnova , tiene los espejos distribuidos alrededor de una torre central.

Se trata de miles de espejos planos que siguen al sol en su camino por el cielo y enfocan la luz hacia un receptor en lo alto de la torre. Este receptor absorbe tanto calor, que transforma el agua en vapor, encargado, a su vez, de accionar una turbina que a través de un alternador genera electricidad.

Las torres solares son muy eficientes, ya que todos esos espejos logran concentrar un calor intenso, de aproximadamente 540º C en un área pequeña. Esa área suele ser un tanque con un líquido. Actualmente se está empezando a utilizar una mezcla de agua con sal de nitrato ya que transfiere mejor el calor, e incluso puede conservar ese calor por más tiempo, lo que funciona como un almacenador de energía.

En Estados Unidos ya se experimentó con estas torres solares en la década del 80, y en años posteriores incluso se consiguió almacenar energía con este sistema de nitrato de sal en agua. En España existen los casos de las plantas PS10 y PS20 , con 11 y 20 MW de potencia, respectivamente, que se basan en el sistema de la torre solar. Ahora se está construyendo una tercera, Solar Tres, que será de 15 MW.

En el caso de Ivanpah será de otra escala, ya que tendrá 173 mil espejos que reflejarán la luz solar sobre tres torres distintas de 137 metros de altura. Cuando esta planta, dividida en tres, esté finalizada tendrá una potencia de 392 MW. También será más eficiente en la utilización de agua, ya que gracias a un sistema de enfriado seco, necesitará un 90 por ciento menos agua que las torres solares actuales.

La construcción ya comenzó en octubre de 2010 y se espera que termine en 2013. Sistemas como estos requieren de una inversión importante de capital, por eso no abundan, pero son una fuente de energía con futuro, ya que son eficientes y confiables al construirse en zonas de alto nivel de insolación. En nuestro territorio, además de las fabulosas condiciones de viento al sur de la provincia de Buenos Aires y en la Patagonia, las provincias de Catamarca, Salta y San Juan presentan óptimos niveles de insolación con promedios anuales de hasta 5,5kWh/m2.

http://www.lanacion.com.ar

También te podría gustar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *